LA OTRA CRÓNICA | La valentía del Leganés no es suficiente para puntuar en Girona

  • El Leganés ha perdido 2-1 en Montilivi a pesar de empezar ganando 
  • Los 50 puntos para el Leganés tendrán que esperar dos semanas

Como en la primera vuelta, empezó ganando el Leganés y remontó el Girona. Y como en la primera vuelta, ha sido Fran Sandaza el que ha marcado el gol de la victoria. El Leganés ha perdido 2-1 en Girona a pesar de adelantarse en el marcador con un gol de listo de Chuli. Los de Garitano hicieron una muy buena primera parte. Tuteando a uno de los mejores equipos de la Liga Adelante. Salieron valientes y con la pelota en su poder. Pero no fue suficiente ante un Girona que fue de menos a más. La primera parte acabó en tablas y sin goles.

En la segunda, salieron mejor los gerundenses pero marcó el Leganés.  Balón largo que controla Chuli, auto pase ante el portero, se le adelanta Richy que se duerme y el delantero onubense mete la puntera para márcar el 0-1 y su octavo gol en liga superando los 7 de Borja Lázaro. Pero el Girona no es un equipo que se rinde, estaba jugando en casa y mejor en la segunda parte. A los diez minutos empató Mata. Y entonces Machín ganó la pizarra cambiando su habitual dibujo. Quitó a Cifuentes y puso a Fran Sandaza. Y con 3 delanteros en vez con 3 defensas apareció Sandaza para plantarse ante Serantes y márcar el 2-1 rompiendo la línea defensiva del Lega en una contra perfecta.

Garitano puso a Velasco y Rabello, quitando un defensa y quedándose con tres atrás. Pero la valentía desesperada de Asier no trajo el gol. El Leganés dominó el último cuarto de hora y encerró al Girona en Montilivi, pero no creó ninguna ocasión clara para empatar. Al final, derrota y los anhelados 50 puntos tendrán que esperar dos semanas más.

Anuncios

LA OTRA CRÓNICA | "El Alcorcón está cojo, como yo"

  • El Alcorcón perdió su primer partido en Santo Domingo tras cometer dos errores defensivos
  • Al equipo le faltan extremos que abran el campo y le den profundidad en las bandas

 

Despeje de Falcón tras una falta de Álex Granell que tocó en la barrera (Foto: www.adalcorcon.com / Sergio Reyes)

 
El Alcorcón está tan cojo como yo. Yo del pie derecho, por una fascitis plantar que me obligó a ir con muletas a Santo Domingo. Mientras que el Alcorcón está cojo en las bandas. Anoche, en la derrota ante el Girona faltó abrir el campo, buscar profundidad por los laterales. Algo que con el veterano Fernando Sales y con el empuje de Juli tenía en las últimas dos temporadas y ahora le falta. Tienen hasta mañana lunes a las 00:00 para solucionarlo, pero está difícil, porque ahora mismo no quedan muchos extremos en el mercado.
 
Alcorcón 1 - Girona 2. Jornada 2 de segunda División
Llegué como siempre con tiempo, esperando que se llenara un campo de estreno que al final no llegó ni a media entrada. Era a las nueve de la noche y aún en agosto. Estuve tres horas sentado, sufriendo, más por lo que vi en el campo que por mi pie, la verdad. Y es que fue la primera parte más aburrida que yo recuerdo en las últimas temporadas. Y mira que hemos vivido encuentros aburridos en Santo Domingo. Solo salvo a Óscar Plano en la primera mitad, por sus ganas. Y que el Alcorcón no sufrió porque los de Bordalás tuvieron la pelota.
 
El panorama cambió nada más empezar la segunda parte. A los dos minutos Máyor empalmó una volea desde veinticinco metros y batió a Isaac Becerra que no pudo parar el misil. Pero al Girona solo le hicieron falta diez minutos para dar la vuelta al partido. Primero con una buena jugada de Sandaza que dejó en evidencia las carencias defensivas de Nagore, sentó al lateral amarillo y la colocó lejos del alcance de Falcón. Empate. Y a los seis minutos, remontada. Pase atrás de Escassi, para … Mata. Si, para el delantero gerundense, que no desaprovechó el regalo y en el mano a mano superó a Falcón que llegó a tocar con su pie derecho, pero no lo suficiente.
 
áyor y Óscar Plano pelean contra la defensa del Girona en un córner (Foto: www.adalcorcon.com / Sergio Reyes)
Quedaba media hora, pero el partido estaba acabado. Bordalás sentó a Rubén y a Escassi y a lo mejor hasta se arrepintió de haber salido con dos medios defensivos. Salieron David González y Álvaro Rey y Máyor se colocó arriba con David Rodríguez, que remató fuera su mejor oportunidad. Pero ya se jugó poco, se jugó a lo que quisieron los catalanes. Mucha falta, mucho juego parado, mucha perdida de tiempo y cambio en el descuento de un Pablo Machín que se desgañitó pidiendo la expulsión de Héctor Verdés y al que vio en la calle fue Juanlu Hens que se ganó dos amarillas en dos minutos con solo siete minutos en el campo (una por protestar y la otra por derribo a Nagore).
 
Visualmente fue un mal partido, si me lo quieren poner otra vez en vídeo creo que encontraré algo mejor que hacer. En la sala de prensa Pepe Bordalás casi rezó para que le traigan un hombre de banda y fue muy tajante en su respuesta cuando le pregunté si le haría ficha a Víctor Ibáñez si no venía otro guardameta: “Otro portero va a llegar. Va a llegar otro portero seguro“. No culpo a Falcón de la derrota, sino a dos errores defensivos que no se pueden repetir, pero como dijo el técnico alicantino: “Me preocupa haber recibido cuatro goles en dos partidos. Si te marcan dos goles lo normal es que pierdas“.
 
(Foto: www.adalcorcon.com / Sergio Reyes)