Fjällbacka, asesinatos en un lugar de ensueño

  • Tras acabar los tres primeros libros de la saga de Camilla Läckberg creo que ahora ya puedo hablar y escribir sobre el universo de Fjällbacka.
En el último mes he leído “La Princesa de Hielo”, “Los Gritos del Pasado” y “Las Hijas del Frío”. Y estoy empezando “Crimen en Directo”. Mi intención, como siempre, es devorar toda la saga hasta “La Sombra de la Sirena”, pero no me he podido resistir a escribir antes de terminar.

Fjällbacka es un entorno idílico en Suecia, bañado por la bruma y la melancolía. Cerca de la frontera con Noruega. Una localidad costera, dormida en invierno bajo la niebla matutina y que despierta con el húmedo calor del verano, multiplicando por veinte su población. Un lugar donde todos se conocen. Un pueblo tranquilo, apacible y aletargado en el que cuesta imaginar que pueda llegar el mal.

Escenario de las novelas de Camilla Läckberg
Fjällbacka, escenario de las novelas de Camilla Läckberg


En “La Princesa de Hielo” conocemos a Erica Falck, una escritora sin éxito, autora de varias biografías sobre otras  escritoras, que de repente se encuentra con la historia de su vida: El asesinato de su mejor amiga de la infancia, en el pueblo del que huyó y al que ha vuelto tras la muerte de sus padres.

Junto a Erica descubrimos el universo de Fjälbacka, escondida en el tiempo. Y con Erica, conocemos a Patrick Hëdstrom, Polícia de Tanumshede. Patrick es uno más de los antihéroes de acción de la novela detectivesca. No es un pistolero de los que desenfundan sin pensar y disparan sin preguntar. Todo lo contrario. No posee súper poderes, no se enfrenta a los malos ni los afrenta a pecho descubierto. Patrick es una persona normal, un Polícia que, simplemente, hace su trabajo. es humano. Y esa es la gracia y la fuerza de este personaje. No da con todo a la primera, no adivina sin esfuerzo y sin errores, se equivoca e incluso le afectan tanto los casos que llega hasta a perder el sueño. 
De “La Princesa de Hielo” a “Gritos del Pasado” y continua en “Las Hijas del Frío” y “Crimen en Directo”, el protagonismo de la saga pasa de Erica a Patrick. Ocurre casi sin darnos de cuenta, pero la maternidad de nuestra primera protagonista deja paso a la tenacidad de su pareja y a la de su compañero Martin Molin.
 
Primer libro de la saga de las novelas de Camilla Läckberg
Primer libro de la saga
El Comisario de Tanumshede es Bertil Mellberg, un hombre más preocupado por ocultar su incipiente calva y su ineptitud como Jefe, que en resolver los casos que se le presentan. Un falso líder que presume de tener la virtud de delegar el trabajo antes que reconocer su falta de aptitudes. Y completa la extraña Comisaria, el incompetente Ernts Lundjgren, el vago de Gosta Flygare, amante del golf y Annika Jansson, una eficiente secretaria que posee más olfato policial que los tres anteriores.

En su estilo personal, Läckberg mezcla el pasado con el presente en el principio de cada capítulo, porque muchas veces lo que ocurre en el presente encuentra su explicación o es consecuencia del pasado.

 

Camilla Läckberg autora de la saga policiaca en Fjällbacka
Camilla Läckberg
Camilla es una joven escritora sueca. Nació en Fjälbacka, en 1974 y sus novelas transcurren allí porque le aconsejaron elegir un escenario que conociera bien y que mejor que el hogar de su infancia. 

Ha ganado el SKTF al mejor autor del año, el premio Folket de literatura y el Gran Premio de Literatura Policíaca de Francia. Basada en sus novelas la televisión sueca ha emitido la serie “The Fjälbacka Murders”, que se ha estrenado el 1 de diciembre en Canal Plus España. Y su última novela públicada en español, “La Sombra de la Sirena” es el libro más leído de la autora con más de cuatro millones de ejemplares vendidos en Suecia diez millones en todo el mundo.

 

Harry Bosch, un detective atormentado

Últimamente me ha dado por elegir un autor y leerme en el eBook toda su obra o al menos todo lo que puedo conseguir. Lo he hecho con Ken Follet o Michael Crichton y en las últimas semanas con Michael Connelly y su saga del Detective de Homicidios Harry Bosch.

 

Y desde entonces me despierto por las mañanas pensando en cómo sería mi vida si yo fuera Harry Bosch.

 

Me llamo Hyeronimous Bosch, como el Bosco, el pintor flamenco. Y tenemos en común el Infierno. El Bosco lo refleja en sus cuadros, como en El Jardín de las Delicias, mientras que yo lo vivo a diario como Inspector de Homicidios en Los Ángeles.

El Jardín de las Delicias (El Bosco) pintor neerlandés
El Jardín de las Delicias (El Bosco) 

Hyeronimous, es tan impronunciable como mi carácter, obsesivo y triste, por eso me llaman Harry. Soy ex veterano de Vietnam y fui rata de los túneles durante la guerra. De vuelta a Los Ángeles, y desubicado, acabé como Policía en el Departamento de Robos y Homicidios. 
 
Mi infancia son recuerdos de orfanato y familias de acogida. Marcada por la muerte de mi madre, Marjorie Phillips Lowe, una prostituta asesinada cuando yo tenía 11 años. Desde entonces, tengo una misión en la vida. Se podría decir que resuelvo una y otra vez el asesinato y la muerte de mi madre. Mi leit motiv es que todas las víctimas cuentan y nadie se olvida. Cada muerto merece que encuentren a su asesino.  
 
Cada caso es como el avance de un tiburón, no se puede parar si quiere alimentarse y tiene que estar en continuo movimiento. Los casos que no se resuelven en las primeras 48 horas empiezan a perder probabilidades de ser resueltos. Por eso lo más importante es la velocidad de la investigación y no detenerse. Y eso, en ocasiones, me lleva a saltarme las reglas si es necesario y recurrir a los caminos más cortos.

Con más de 50 años, tengo un carácter complicado. No deseo ser simpático, no intento ser agradable y la mayoría de las veces no caigo bien, pero soy honesto y tengo mis propios principios. Las casualidades no existen, si algo coincide es porque hay algo detrás.

Michael Connelly y la portada de la última novela de Harry Bosch, La Caja negra
Michael Connelly y la portada de la última novela de Harry Bosch

Reconozco que hay temas recurrentes en mi vida.
 
Como los continuos cambios de compañero. Con los que más he congeniado han sido Kizmin Ryder y Jerry Edgar. Aunque también he hecho pareja con Ignacio Ferras, Frankiee Sheenan y David Chu. Pero no me adapto al trabajo en equipo, me siento más cómodo como el coyote solitario que investiga por su cuenta.
 
Mis relaciones amorosas están abocadas al fracaso antes de empezar. La mayoría de las veces es porque yo mismo no me adapto, no me dejo querer o no permito que vayan a más. Otras acaban cuando me dejo conocer. Mi teoría del amor es la de la bala única, cada persona tiene una bala, una persona que es única y solamente para él. Solo hace falta encontrarla. Y yo la encontré en Eleanor Wish (ex agente del FBI) con la que llegué incluso a casarme y  divorciarme en menos de un año. Y aunque he mantenido relaciones con otras mujeres, como Rachel Walling o Hanna Stone, ninguna me ha marcado tanto como la de la jugadora profesional de poker en Las Vegas
 
Si complicadas son mis relaciones de pareja, más difíciles son mis relaciones con el FBI. Descartando mis aventuras con Rachel Walling y mi amistad, finalmente, con Roy Lindell tras un comienzo complicado, los Federales y Bosch son la historia de un amor odiado.
 
Lo mismo se podría decir de la animadversión por parte de Asuntos Internos hacía mi forma de trabajar. Continuamente vigilado y acosado por parte del propio Departamento. Por mi actitud, mi comportamiento y por mi mala relación con los Jefes, como Irvin Irving, Harvey Pounds y O´Toole.
 
Amante de la cerveza, vivo solo en una casa con vistas al paso de Cahuenga. Asentada en un barranco y sobre unos pilares que se estremecieron tras el terremoto de Los Ángeles. Solo me encuentro conmigo mismo en la terraza, escuchando Jazz y con Art Peeper como el autor de la banda sonora de mi triste y solitaria vida.
 
A veces pienso que he traspasado el límite, que debería jubilarme y olvidar todo, pero sin mi placa y mi pistola, el resto de mi vida sería más oscura que la noche.
 
Sky Line nocturno de Los Ángeles, Paso de Cahunenga, Harry Bosch, Michael Connelly
Sky Line nocturno de Los Ángeles

Si os gusta la novela negra y policíaca os recomiendo leer la saga completa de Harry Bosch firmada por Michael Connelly. Buena prosa, ritmo irrefrenable y siempre con emoción e intriga hasta las últimas páginas. Yo me arrepiento de no haber leído la obra en orden cronológico de publicación y haberme hecho spoiler a mi mismo durante mi lectura desordenada, por lo que os aconsejo que empecéis con “El Eco negro” y acabéis con “La Caja Negra”. Con que disfrutéis la mitad que yo habrán merecido la pena estas líneas.

 
Colección completa  y cronológica de la saga sobre Harry Bosch de Michael Connelly
Portadas de casi todas las entregas de Harry Bosch

 

Desde el Trono de Hierro

Soy de los que les gusta leer primero los libros y ver luego las películas o las series. Hace ya más de un año que devoré todo lo publicado en español de “Canción de hielo y fuego” de George R.R. Martin. Y ya he visto las tres temporadas de “Juego de Tronos” televisadas en España.

Juego de Tronos cabecera

 

Como me ocurrió con “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit” hay que reconocer que para el espectador amante de los libros es una gozada ver en imagen lo que has disfrutado imaginando mientras leías cada página de cada libro.

Pero he de reconocer que para el espectador que no ha leído nada de los libros la serie es incompleta y deja muchas lagunas imposibles de llenar solo con imágenes en capítulos de 50 minutos.
 
La saga “Juego de Tronos” está basada en constantes intrigas políticas, cada personaje lucha con sus armas para jugar al juego de tronos, un juego en el que solo puedes ganar o morir (en palabras de Cersei Lannister). 

Personajes de la serie de televisión Juegos de Trono
Personajes de Juego de Tronos

 

Tyrion es la inteligencia. Rob Stark, el ímpetu. Jon Nieve, la astucia. Cersei la malicia. Jeoffrey, la crueldad.  Tywin, la vileza, Arya, la perseverancia. Sansa, la ingenuidad. Catheryne, la protectora. Stannis, la oscuridad. Jaime, la fuerza y Daenerys, la paciencia.
Pero todas estas características son casi imposibles de apreciar en la evolución de los personajes durante la serie en televisión si no has leído antes los libros de George R.R. Martin.

Durante la saga descubres que los malos no son tan malos y los buenos no son tan buenos. Por ejemplo, Tyrion evoluciona desde la repugnancia a la heroicidad o Jaime desde el desprecio al respeto.


Jon Nieve, en la Guardia de la Noche. En el Muro
Jon Nieve, en la Guardia de la Noche


La serie es brillante y espectacular, con un ritmo que engancha y no aburre, pero muchos matices se quedan fuera, mientras que añade otros innecesarios, como la escena inventada en la tercera temporada en la que Theon Grejoy disfruta de la compañía de dos mujeres antes de ser castrado por el bastardo de Bolton, algo que en los libros nunca existió, pero que en la pantalla queda erótico a los ojos del espectador. O la libertad de cambiar la vida de Gendry por el sacrificio de Edric Tormenta.

 
Si os gusta la serie no dejéis de verla, pero os recomiendo leer la saga escritaaunque sea entre temporada y temporada. Y espero que saboreéis cada línea y cada página como yo las he disfrutado.