INTRAHISTORIA | Szymanowski es un superviviente, un animal enjaulado esperando paciente su oportunidad

szymanowski

Hacía tiempo que no veíamos sonreír a  Alexander  Szymanowski, ese jugador con cara de pillo y risa contagiosa que, como lleva grabado en sus botas, ascendió de «los escombros al cielo» para jugar con el Lega en Primera División.

En los últimos meses ha vuelto a pisar el infierno con la fuerza de un superviviente, porque «En estos momentos hay que saber sacar la casta y la personalidad, junto a tu familia, ayudado de la gente que te quiere. Y yo tengo a esa gente, tengo esa casta y tengo esa garra, así que es cuestión de tiempo que todo vuelva a la normalidad«.

Mientras todos sus compañeros disfrutan de las vacaciones, Szymanowski ha estado encerrado en el gimnasio. Sin descanso, sin desfallecer. Como el animal enjaulado que se pasea paciente tras las rejas esperando la oportunidad de escapar y ser libre de nuevo. Y es que Álex lleva un mes entre muros, soñando con ver la luz. Es consciente de  que no va a poder estar en el arranque  de la nueva temporada, ya que «quedan menos de veinte días para el inicio y recién estoy empezando a hacer trabajo de campo. Me ha costado salir del gimnasio, estos días estoy empezando a salir y a veces me he sentido un poco como en una cárcel«.

El extremo argentino solo se ha permitido un descanso, cinco merecidos días de vacaciones en Ibiza que además se le complicaron, tal y como nos contó el pasado jueves en la presentación de su nueva piel blanquiazul. Cinco días que se quedaron en la mitad por problemas en el viaje. Poco pero suficiente para un superviviente que nunca se rinde. No piensa en su vuelta ni con límites, ni con fechas: «Si el 9 de julio, si el 20 de julio, si el 10 de agosto. Solo estoy pensando en progresar y en mejorar porque cuando vuelva a jugar la gente me va a exigir, nadie se va a acordar de mi lesión y van a querer que vuelva a ser el de siempre. Solo volveré a jugar cuando esté al 100% y es verdad que cada vez estoy más cerca de volver a ser el Alexander que todo el mundo recuerda».

A la espera de la llegada de las nuevas incorporaciones, no tengo duda de que el mejor fichaje y el refuerzo más rentable del Leganés va a ser la vuelta de Alexander, el argentino de rostro pícaro y ratonil llamado a ser el capitán que dirija la nueva nave de Mauricio Pellegrino, un entrenador al que Szymanowski desea «ponerle las cosas fáciles y enseñarle la filosofía del Leganés. Respetaremos y aceptaremos lo que él traiga como nuevo. La fusión de sus ideas con lo que aquí se ha vivido desde el primer día hará más grande al Leganés«.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s