Harry Bosch, un detective atormentado

Últimamente me ha dado por elegir un autor y leerme en el eBook toda su obra o al menos todo lo que puedo conseguir. Lo he hecho con Ken Follet o Michael Crichton y en las últimas semanas con Michael Connelly y su saga del Detective de Homicidios Harry Bosch.

 

Y desde entonces me despierto por las mañanas pensando en cómo sería mi vida si yo fuera Harry Bosch.

 

Me llamo Hyeronimous Bosch, como el Bosco, el pintor flamenco. Y tenemos en común el Infierno. El Bosco lo refleja en sus cuadros, como en El Jardín de las Delicias, mientras que yo lo vivo a diario como Inspector de Homicidios en Los Ángeles.

El Jardín de las Delicias (El Bosco) pintor neerlandés
El Jardín de las Delicias (El Bosco) 

Hyeronimous, es tan impronunciable como mi carácter, obsesivo y triste, por eso me llaman Harry. Soy ex veterano de Vietnam y fui rata de los túneles durante la guerra. De vuelta a Los Ángeles, y desubicado, acabé como Policía en el Departamento de Robos y Homicidios. 
 
Mi infancia son recuerdos de orfanato y familias de acogida. Marcada por la muerte de mi madre, Marjorie Phillips Lowe, una prostituta asesinada cuando yo tenía 11 años. Desde entonces, tengo una misión en la vida. Se podría decir que resuelvo una y otra vez el asesinato y la muerte de mi madre. Mi leit motiv es que todas las víctimas cuentan y nadie se olvida. Cada muerto merece que encuentren a su asesino.  
 
Cada caso es como el avance de un tiburón, no se puede parar si quiere alimentarse y tiene que estar en continuo movimiento. Los casos que no se resuelven en las primeras 48 horas empiezan a perder probabilidades de ser resueltos. Por eso lo más importante es la velocidad de la investigación y no detenerse. Y eso, en ocasiones, me lleva a saltarme las reglas si es necesario y recurrir a los caminos más cortos.

Con más de 50 años, tengo un carácter complicado. No deseo ser simpático, no intento ser agradable y la mayoría de las veces no caigo bien, pero soy honesto y tengo mis propios principios. Las casualidades no existen, si algo coincide es porque hay algo detrás.

Michael Connelly y la portada de la última novela de Harry Bosch, La Caja negra
Michael Connelly y la portada de la última novela de Harry Bosch

Reconozco que hay temas recurrentes en mi vida.
 
Como los continuos cambios de compañero. Con los que más he congeniado han sido Kizmin Ryder y Jerry Edgar. Aunque también he hecho pareja con Ignacio Ferras, Frankiee Sheenan y David Chu. Pero no me adapto al trabajo en equipo, me siento más cómodo como el coyote solitario que investiga por su cuenta.
 
Mis relaciones amorosas están abocadas al fracaso antes de empezar. La mayoría de las veces es porque yo mismo no me adapto, no me dejo querer o no permito que vayan a más. Otras acaban cuando me dejo conocer. Mi teoría del amor es la de la bala única, cada persona tiene una bala, una persona que es única y solamente para él. Solo hace falta encontrarla. Y yo la encontré en Eleanor Wish (ex agente del FBI) con la que llegué incluso a casarme y  divorciarme en menos de un año. Y aunque he mantenido relaciones con otras mujeres, como Rachel Walling o Hanna Stone, ninguna me ha marcado tanto como la de la jugadora profesional de poker en Las Vegas
 
Si complicadas son mis relaciones de pareja, más difíciles son mis relaciones con el FBI. Descartando mis aventuras con Rachel Walling y mi amistad, finalmente, con Roy Lindell tras un comienzo complicado, los Federales y Bosch son la historia de un amor odiado.
 
Lo mismo se podría decir de la animadversión por parte de Asuntos Internos hacía mi forma de trabajar. Continuamente vigilado y acosado por parte del propio Departamento. Por mi actitud, mi comportamiento y por mi mala relación con los Jefes, como Irvin Irving, Harvey Pounds y O´Toole.
 
Amante de la cerveza, vivo solo en una casa con vistas al paso de Cahuenga. Asentada en un barranco y sobre unos pilares que se estremecieron tras el terremoto de Los Ángeles. Solo me encuentro conmigo mismo en la terraza, escuchando Jazz y con Art Peeper como el autor de la banda sonora de mi triste y solitaria vida.
 
A veces pienso que he traspasado el límite, que debería jubilarme y olvidar todo, pero sin mi placa y mi pistola, el resto de mi vida sería más oscura que la noche.
 
Sky Line nocturno de Los Ángeles, Paso de Cahunenga, Harry Bosch, Michael Connelly
Sky Line nocturno de Los Ángeles

Si os gusta la novela negra y policíaca os recomiendo leer la saga completa de Harry Bosch firmada por Michael Connelly. Buena prosa, ritmo irrefrenable y siempre con emoción e intriga hasta las últimas páginas. Yo me arrepiento de no haber leído la obra en orden cronológico de publicación y haberme hecho spoiler a mi mismo durante mi lectura desordenada, por lo que os aconsejo que empecéis con “El Eco negro” y acabéis con “La Caja Negra”. Con que disfrutéis la mitad que yo habrán merecido la pena estas líneas.

 
Colección completa  y cronológica de la saga sobre Harry Bosch de Michael Connelly
Portadas de casi todas las entregas de Harry Bosch

 

Anuncios

2 pensamientos en “Harry Bosch, un detective atormentado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s